22 de febrero de 2017

La Catedral de la Ribera

El nuevo edificio de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia de Cerezales del Condado, y que Fulgencio Fernández en La Nueva Crónica de León ha nombrado como la Catedral de la Ribera, ha recibido el premio a la construcción sostenible, aún antes de abrir sus puertas
La sede de FCAYC, diseñada por el estudio de arquitectura Alejandro Zaera y Maider Llaguno, ha sido concebida desde una perspectiva de sostenibilidad integral, para minimizar su impacto ambiental a lo largo del ciclo de vida del edificio.
Un elemento clave de la estrategia ambiental del edificio es la reducción y balance del consumo energético del edificio tanto durante la fase de construcción como durante su puesta en marcha y funcionamiento. Para ello, se han elegido materiales con una baja energía incorporada (embodied energy), y se ha optado por un diseño arquitectónico que incorpora estrategias pasivas, jugando con la orientación, la forma, y las características de la piel, para minimizar la demanda del edificio.
Por otro lado, los elementos activos seleccionados para cubrir dicha demanda son altamente eficientes, lo que permite que el consumo anual del edificio sea, de acuerdo a las valoraciones de entidades independientes, al menos un 30% inferior a un edificio diseñado según los criterios del Código Técnico de la Edificación.A estas estrategias activas y pasivas se le añade la utilización de tres fuentes de energía renovables: geotermíabiomasa y materiales de cambio de fase, reduciendo las emisiones de CO2 en relación a la utilización de combustibles fósiles. El proyecto del edificio ha obtenido la calificación energética A de acuerdo a los baremos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España.